La fuerza de Escombros, artistas de lo que queda en La Plata